Historia de un computador

A veces los mejores proyectos son el resultado de una idea extraordinaria. Pero otras veces, basta hacer una pequeña modificación a una idea existente para que un producto se convierta en un fenómeno comercial.
La computadora personal de Monoral INC., es una pequeña compañía que prospera mientras otros fabricantes de PC se tambalean.


Dos años después de haber abandonado su trabajo como jefe de la división de las PC de Compaq Computer Corp. y tras observar la industria informática desde la distancia, Doug Johons, de 49 años de edad, concluyó que la competencia había cambiado. En vez de producir la mejor tecnología, los que llevaban la delantera en las ventas de PC eran los que dominaban los aspectos mas triviales del sector: la logística del negocio y la apariencia de las PC.
Luego de averiguar con FedEx que las dimensiones ideales para un paquete que pesa entre 7 kg. y 11 kg., eran 48 cm. por 24 cm., Johons y su esposa, escarbaron un par de cajas de zapatos en un armario, las pegaron y arrancaron el diseño de la PC Monorail.
Querían diseñar una maquina que fuera más fácil de enviar que una PC de escritorio pero mas potente que una portátil. En vez de promocionar la tecnología, Monorail comercializaría el diseño de sus computadoras y la pronta entrega de los pedidos. Para mantener los precios bajos, Johns subcontrató la fabricación, la asesoría a los clientes y parte de la contabilidad.

Desde el principio, escogió a FedEx como distribuidor, lo cual le permitió enviar las PC desde la fábrica hasta las tiendas en un solo día y, en algunos casos directamente a los clientes.
Para adecuarse a la caja que FedEx recomendó, Monorail diseñó una PC con una pantalla de panel plano parecida a la de los portátiles, encima de una caja de metal del tamaño de un diccionario pero con las "entrañas" de una computadora de escritorio. El resultado fue una máquina que es un 80% más pequeña que una PC de escritorio normal, pero el doble de pesada que una portátil.

A mediados de 1996, la compañía dio el gran salto cuando COMPUSA Inc., la cadena de tiendas de computadoras más grande de EE.UU., aceptó vender el sistema de Monorail.
A muchos compradores los atrajo su tamaño. Por ejemplo, Florida Blood Services, de Tampa, equipó cada uno de sus 20 unidades móviles de extracción de sangre con dos unidades de Monorail para registrar y revisar las historias de los donantes de sangre.
Un año después de salir al mercado con una PC de US$999, Monorail juega un papel cada vez más importante en el creciente mercado de las PC más económicas. Un logro impresionante para una empresa que salió de una caja de zapatos.
Evan Ramsta

No hay comentarios.:

Stella Serrano autor y desarrollador del blog. Con tecnología de Blogger.