La visión de un niño

Cuando el adulto mira flores silvestres, ve un montón de maleza que va a crecer en el jardín.
Los niños ven flores para mamá.

Cuando el adulto ve un borracho que se sonríe, ve una persona mal oliente,
sucia que probablemente quiere dinero y mira para otro lado.
Los niños ven a alguien sonriéndoles y ellos en turno le sonríen.


Cuando el adulto escucha música que le gusta,
piensa en el hecho que no se entona bien y que no tiene ritmo,
entonces escucha callado.
Los niños escuchan la música, comienzan a moverse.
Cantan las palabras de la canción. Si no se la saben, se la inventan.

Cuando el adulto siente viento en su cara,
lo siente despeinando su cabello e inmediatamente se arregla el pelo mientras camina.
Los niños cierran sus ojos,
abren sus brazos y vuelan hasta que caen en el piso riendo.

Cuando el adulto ora, dice "Padre celestial, te pido esto y lo otro."
Los niños dicen: "Hola Dios, gracias por mis juguetes y mis amigos.
No quiero que me de malos sueños esta noche.
Perdóname, pero todavía no quiero irme al cielo, extrañaría a papá y a mamá."

Cuando el adulto ve un charco, camina al rededor. Ve zapatos, ropa y carpeta sucia.
Los niños se sientan en el charco. Ellos ven ríos para cruzar y mares para nadar.

Me pregunto si Dios nos ha dado los niños para que les enseñemos o para que aprendamos de ellos?
Post. enviado por e-mail.
Stella Serrano autor y desarrollador del blog. Con tecnología de Blogger.