Ame: Empiece por usted.

Debo aceptar mi esencia. En tanto esté vivo soy valioso perse, sin razones ni motivos; no por lo que haga o haya dejado de hacer, tampoco por lo que tenga o haya tenido alguna vez.
Mi valía personal radica en mi existencia, no en mis logros.

Mis exitos o fracasos no pueden medir mi valor esencial como ser humano, simplemente porque soy más que eso.
-Walter Risso-

Crea esto. Es tan real como que usted existe. Cuando nos aceptamos incondicionalmente estamos cerrándole las puertas al " que dirán", seremos transparentes, transmitiremos seguridad en lo que hacemos y decimos, no buscaremos aparentar lo que no somos para complacer a los demás: Simplemente seremos.
Y aunque no lo creamos estaremos rodeados de personas valiosas, con las que realmente valdrá la pena compartir.

La auto-aceptación incondicional no es más que amor incondicional por usted mismo y es el primer paso para poder amar incondicionalmente a los demás. No se entiende como hay mujeres amando según ellas "incondicionalmente" a hombres o viceversa, cuando no sienten auto-respeto ni auto-aceptación.

Si usted está en condición de reconocer sus errores, sin sentirse mal, si se hace autocríticas sanas solo con el fin de mejorar y no de hacerse daño, si se cuida, se quiere y se renueva de adentro hacia afuera puede sentirse feliz consigo mismo y por ende esa imagen proyectará y será un imán que traerá hacia usted lo mejor.

Stella Serrano autor y desarrollador del blog. Con tecnología de Blogger.