El exceso de placer.

"Asi lo decretó la ciudad a la que nada le importan las leyes"
El ser humano busca más cada día el exceso de placer olvidándose del sacrificio. Pareciera que quisiéramos ahogar todos nuestros problemas y pesadumbres en esos escasos minutos de "felicidad" que nos proporciona el placer.


Dicen los que saben que el exceso de placer tiene que ver mucho con el exceso de pesar, que el temperante huye de los placeres, que el prudente busca una vida sin dolor..
y que los niños y las bestias buscan los placeres sin medir las consecuencias, que los que buscan con vehemencia los placeres del cuerpo es porque no tienen otra fuente de alegría...

No es mentira que cada día el hombre se sumerge más y más en la soledad producto de la desconfianza y del desenfreno. Tres vidas paralelas son muy difíciles de llevar: La social, la familiar y la personal, resultado: Un desastre de vida.

Buscar el placer no es malo, alejarnos de lo que nos proporciona dolor y problemas es natural, aunque para muchos el dolor sea un placer cosa que va contrario a la naturaleza humana. Así muchos lo defiendan con vehemencia haciendolo ver como natural.

Estamos llenándonos de leyes que abren puertas al desenfreno.... por nosotros los adultos no hay problema, pero que de los niños?

En manos de quién los estamos dejando? No tus hijos, no los mios. Los niños que no tienen quién los defiendan: Los huérfanos, los abandonados, los que a nadie le importan....

Miremos la vida de los que tanto daño le han hecho a la sociedad: niños que en un momento determinado pasaron desapercibidos, posiblemente en un momento victimas y que de un momento a otro pasaron a victimarios. Aunque no hay excusa para hacer el mal, tampoco hay excusa DE NINGUNA ÍNDOLE, para beneficiar a unos cuantos a costa del sacrificio de muchos.

Párele bolas a lo que aprueba, párele bolas a lo que firma: Es eso lo que usted realmente desea para sus hijos o solo se deja llevar por la insensatez, la cobardía y el desenfreno?

El silencio de los inocentes.......................quién hablará por ellos?

No hay comentarios.:

Stella Serrano autor y desarrollador del blog. Con tecnología de Blogger.