Botones y ojales

Los botones existen desde 2.500 años A.C. En principio como un accesorio ornamental, ya que como se imaginan un botón sin ojal no trabaja y los ojales aparecieron muchos años después (siglo XIII).
Al principio los botones fueron elaborados de conchas de moluscos o huesos talladas en diferentes formas y tamaños y con los orificios en el centro para coserlos en la ropa. En materiales preciosos como el oro y la plata y con incrustaciones de piedras.


Cuando pasó el botón de ser un accesorio decorativo a necesario en la ropa?
Lo que a nosotros siempre nos mueve a hacer algo: Avances tecnológicos, necesidad de cambio y deseo de marcar la diferencia.
1-Textiles más finos que se deterioraban con el uso de alfileres que se usaban mucho para ajustar las prendas.
2-Aburridos de verse con un talego de tres huecos, sujetados en la cintura con un fajón, querían ropa ajustadas .
3- Como una forma de mostrarse diferente a lo que ellos llamaban el populacho..

Por ésto los botones pasaron de un simple accesorio a un elemento útil en la costura y usado en exceso como todo lo que sale de moda. No había vestido, blusa o chaqueta que no tuviese botón y a distancias tan pequeñas que en muchas ocasiones era un verdadero problema abotonarse.

Hasta hoy existen botones de diferentes formas, tamaños y colores. Hay botones planos, ovalados, redondos y cuadrados. Los hay con pata que son los que tienen en la parte de abajo una argolla para sujetarlos por medio de hilo a la prenda. Encontramos botones de madera, plásticos, metálicos, de vidrio, hueso, forrados del mismo material textil de la prenda donde van a ser colocados etc.

Los botones se pueden pegar a mano o a máquina. Después les explicaré este paso.

LOS OJALES
La importancia de los botones se le debe a los ojales que empezaron a aparecer en el siglo XIII y en el siglo XIV estaba en su apogeo. Una ranura ubicada frente al lugar donde iría un botón, elaborados a mano por bordadoras profesionales, hasta que aparecieron las máquinas que reemplazaron éste arte.

El tamaño del ojal depende mucho del tamaño del botón y su ubicación uno frente al otro es de suma importancia en el buen acabado de una prenda.

6 comentarios:

MARIA ELENA dijo...

Buen día:

Vaya, vaya...que aprende uno cada día algo más, lo menos que me imaginaba era que primero había existido el botón y mucho depués el ojal, gracias por esas luces Stella.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Vaya, vaya! este blog si que es enriquecedor, gracias por compartir!
josefa ortiz castaneda

Anónimo dijo...

esta muyintereeeeeeeeeeesantisima esta pagina

CDA276 dijo...

Cordial saludo Stella: Deseo que te encuentres muy bien y que las bendiciones que has tenido, de Nuestro Señor, abunden más y más para ti.

En cuanto al tema de los ojales, es algo que me traumatiza. Sinceramente, tengo algunas prendas que me he atrevido a hacer y que no me las he podido estrenar porque tengo fobia a la elaboración de ojales. Se me tuercen las líneas más largas, la máquina se queda en un punto y repisa y repisa (formado un abultamiento) o me paso o me quedo corta al finalizar, es decir no los cierro bien. En el pasado dañé muchas prendas, porque como es lo último que se hace, cuando la prenda ya está terminada, al desbarater rompía la tela. Por lo anterior procuro utilizar los broches que se colocan con la máquina que en Colombia se denomina o es de marca "Gameco", pero como tu lo has enseñado son para ropa informal, por ejemplo una blusa elegante o una chaqueta sastre e incluso una informal, no siempre se ven bien con ese tipo de broches. ¿Qué puedo hacer para superar esto? Me siento frustada en ese aspecto. Mi esposo y mi hijo me aconsejan que practique y practique, pero he cogido mala voluntad con el tema, porque a veces en la práctica en retazos me quedan más o menos bien, me ilusiono y cuando voy a la prenda terminada, todo sale mal. Por favor si me puedes guiar te lo agradezco inmensamente.

Como siempre te pido disculpas por escribirte por este medio, pero es que a través de tu página no he podido, me pide un correo en Google, pero mi cuenta es de Yahoo y no quiero abrir otro.

Claudia Bibiana Díaz Ávila

Maria Cristina Vanegas Muñoz dijo...

Claudia Bibiana: Como tu confección no es a nivel industrial te recomiendo ensayar el ojal para cada prenda que vas a confeccionar; lo primero es analizar el tipo de tela, gruesa o delgada, si mantiene su forma (lino) o no ( seda o satén), si el tejido es muy cerrado o muy abierto, etc; cada ojal entonces será diferente, no hay formula; sin embargo hay reglas: el prensatelas es el que reemplazaría tus manos en la maquina de tal forma que si la tela es muy lisa deberás bajarlo (apretar) mas que si es denim, PERO no mucho que la tela no pueda correr. No olvides que la entretela adhesiva (interlon o peyon) debe tener el grueso adecuado al tipo de tela: entretela delgada, tela delgada y gruesa para tela gruesa. Por ultimo el zig-zag, de igual manera debe ser tan fino como fina sea la tela, debes acondicionar tanto el anfiartrosish como la separación de cada puntada. La tensión del hilo: debe ser muy flojo para que no se alcance la maquina al distribuir el hilo. Normalmente la maquina tiene programado el remate, si no es tu caso, manualmente pulsa el botón de rematar, ensaya hasta que le tomes el gusto, la paciencia es la actitud.

Maria Cristina Vanegas Muñoz dijo...

La palabra extraña es ANCHO, traición del autocorrector.

Stella Serrano autor y desarrollador del blog. Con tecnología de Blogger.