Acabe con el desorden

Lo contrario a desorden es orden. Y es lo que usted necesita tener si desea salir de sus problemas.
Aunque no lo crea el desorden es en muchas ocasiones el culpable de divorcios, de niños caprichosos, de malos negocios y de la quiebra.


Hacer y deshacer es un mal hábito que hay que corregir. Por esto les doy unos consejos para que aprendan a poner en orden su casa, su trabajo y por lógica su vida:

1- Piense que necesita el orden por su bien y su felicidad.
2- Divida su trabajo en pequeñas partes y a cada parte asignarle un tiempo.
3- Organice todas las cosas por correspondencia. Es decir un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar.
4- Aproveche el tiempo haciendo en una vuelta varias diligencias parecidas. Por ejemplo si su casa es de dos pisos al subir aproveche y lleve consigo cosas que sabe van en ese lugar.
No lave una ventana, lávelas todas.
Coloque en una bolsa o caja detrás de la puerta de salida todo lo que necesite llevar al salir de casa. Así ya no necesita buscarlo como loca.
Sus salidas también organizarlas por similares. Es decir haga citas al dentista, medico general, optómetra para el mismo día.
Tome un tiempo solo para hacer llamadas o contestar e'mails.
5- Cuando vaya a arreglar el desorden también clasifique por partes similares, agregue un tiempo para cada parte. Ejemplo arreglar la ropa en los closets, clasificar las facturas de gastos, organizar sus herramientas de trabajo en un solo lugar etc.
6- Las cosas que no sabe que hacer con ellas:  botarlas, regalarlas o arreglarlas coloquemos en una pila. No se ponga a perder el tiempo pensando que hacer. Luego, busque un lugar donde colocarlas.
Lo mejor que le aconsejo es que las coloque en la parte de afuera de su casa. allí aparecerá alguien que se las lleve.
7- Lo mas importante: Comience por las cosas vitales o mas importantes o urgentes.
Recuerde que hacemos 80% de cosas innecesarias y solo 20% de cosas necesarias.
Ese 80% de cosas innecesarias lo tienen como esta.
Por esto solo el 20% de las personas tienen riqueza y el 80% pobreza.

Le recomiendo que haga un reloj diario del tiempo con sus 24 horas. Tache las horas que duerme, el tiempo que gasta hablando por teléfono, el tiempo que gasta viendo TV, el tiempo que gasta hablando con sus vecinos, el tiempo de sus quehaceres diarios en la casa, a jugar, lo que dedica a su trabajo, estudio, auto superación personal etc.
Saque cuentas y observe el resultado de su vida en ese reloj.

Stella Serrano autor y desarrollador del blog. Con tecnología de Blogger.